En el boxeo antes de la pelea los protagonistas hacen declaraciones, se “calientan”, en otras ocasiones todo es miel sobre hojuelas, pero para los representantes son los que tienen auténticos conflictos en las negociaciones que suelen transcurrir con un café o una copa para arreglar lo concerniente al dinero y el peso de los contendientes.

Boxeo de Nocaut Informa hace 24 horas señalaba que en el duelo de los sinaloenses Julio César Chávez Jr., y Mario Cázares. El hijo de la leyenda, debería de imponerse por su experiencia, pero más que eso, porque lleva una ventaja enorme de peso sobre su rival.

En este tema del peso, las peleas no pueden irse a la ligera, como está sucediendo en la «intrascendente» pelea de Chávez jr. y Cázares, porque la balanza está cargada para Junior.

La novates de Mario y sus seudodirigentes es notoria, se aferran a una pelea de poco dinero, creen que es una oportunidad para que Mario salte a la fama, lo cual es falso y se empeñan en aceptar la pelea en 172, 175 o incluso en 173 libras, pero siendo objetivos están arriesgando la integridad física de Mario.

Por el otro lado Julio César padre es tajante y está cuidando que el regreso del junior sea un éxito, lo cual es justo y afirma que el quiere una pelea “fácil” para su retoño y que si Cázares no sube hasta 175 libras, sencillo, no hay pelea.

Mario, como buen novato ve la pelea con Julio como algo bueno para su carrera, pero pareciera que solo se está dejando llevar por el canto de las sirenas, debe ser más responsable y no engañarse.

Boxeo de Nocaut Informa lo ha visto pelear, honestamente es un buen prospecto, con futuro, pero en 160 libras, al subir a semicompleto, 175 libras tiene todo que perder y nada que ganar, el Junior puede dar 173 libras en el pesaje, pero al subir al ring, lo hará con alrededor de 178 o 180 libras. Mario no debería pelear con Chávez Jr.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *