El pasado fin de semana dentro del boxeo nicaragüense se llevo a cabo una función de box que se podria convertirse en un modelo a seguir con ciertas variantes por las grandes promotoras de box para reactivar las veladas pugilisticas antes de que la pandemia del COVID 19 deje de hacer estragos en la humanidad.

Aunque lo sucedido en Nicaragua no es lo ideal para tomarlo como base para que esté proyecto se repita en otras partes con la finalidad de reanudar el negocio.

Lo que se vivió en Nicaragua fue un espectáculo muy alejado de verdaderas medidas de higiene y seguridad, sobre todo entre los aficionados que acudieron a la noche de box, ya que se pudo observar en la transmisión de televisión que estaban muy cerca unos de los otros y que incluso se acercaban a chocar su puño con el guante del peleador que subiría al ring.

Las promotoras internacionales pueden hacer boxeo con ese prototipo pero deberán mejorar las medidas de sanidad entre peleadores, managers, comisionados y personal tactico y tecnico para montar una función que sin lugar a dudas tendría que ser a puerta cerrada y sólo con transmisión televisiva.

Please follow and like us:
error0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *