Con la mira puesta en la conquista de su tercera corona mundial en tres divisiones diferentes, la mexiquense Yessica «La Kika» Chávez, alista desde principios de año su regreso a los encordados luego su maternidad, para lo cual trabaja en su cuartel general de siempre, el gimnasio Romanza, bajo las ordenes de su manager Ignacio Beristaín.

El objetivo que tiene en sus planes, es enfrentar a la también mexiquense Guadalupe “Lupita” Martínez, aunque todo apunta a que antes hará un par de peleas para entrar en ritmo, pero sobretodo para retomar confianza en si misma.

Chávez (30-4-3 y 4 KO’s) de hecho está entrenando desde finales de noviembre pasado, ya que empezó sus rutinas bajo la vigilancia de su papa “Kiko” Chávez en un gimnasio aledaño a la estación Musquiz del Metro, en la Ciudad de México.

Antes de cumplir el sueño de convertirse en mamá, en su último combate, en una velada de Promociones del Pueblo, venció a Esmeralda «La Joya» Moreno la noche del 30 de septiembre del 2017 en el Centro Las Américas de Ecatepec en el Estado de México y así convertirse en la segunda campeona Diamante en la historia de nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *