El WBC que preside Mauricio Sulaimán tras la investigación que realizó por el positivo de Fentermina que dio el sonorense Oscar Valdez en un examen sorpresivo que le práctico VADA en agosto pasado, décidio autorizar la pelea del 10 de septiembre donde hará defensa del título de las 130 libras de dicho organismo con el brasileño Robson Conceição en la ciudad de Tucson, Arizona.

El beneplácito del World Boxing Council (WBC), para, darle trámite a la batalla, se dio luego de una comunicación con la Comisión Atlética de la Tribu Pascua Yaquia, que sancionará la función de box, la cual autorizo dicho combate.

Con el acuerdo que tomó la mencionada Comisión Atlética, el WBC también determinó que Valdez estará sujeto a diversión controles antidopaje en los próximos meses y deberá cumplir otras sanciones menores, incluyendo una de orden económica.

La, razón de peso que tuvo el organismo rector y la Comisión de la Tribu Pascua Yaqui, para liberar de un castigó riguroso a su campeón, es que en 19 años de carrera boxistica, como amateur y profesional, Valdez a pasado infinidad de controles antidopaje sin contratiempos y también se estimó que el nivel de la sustancia prohibida que arrojó su muestra, es reducido y que no puede influir para sacar ventajas en su batalla con Robson

Por lo pronto Oscar ya se encuentra en la ciudad de Tucson, donde vivió toda su infancia y de hecho ya está al 100 paea hacer la defensa de su correa de campeón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *