El padre tiempo le paso factura a Francisco «Bandido» Vargas (34 años) y el también becario de Ring TELMEX-TELCEL, el quintanarroense Miguel «Alacran» Berchelt (36-1-0 con 31 KO’s) con mas golpes de poder y mayor frecuencia de impactos, destruyó a su oponente para conservar la corona Superpluma del WBC, en el Convention Center de Tucson, Arizona.

Al terminar el sexto episodio Vargas (26-1-2 con 18 Kos) se fue lastimado a su esquina por una izquierda de Berchelt (29 años) y su manager Joel Díaz con mucha actitud y responsabilidad decidió que el «Bandido» no saliera al zafarrancho de combate para la séptima vuelta.

Al llegar a su final el combate, Francisco ya presentaba el rostro muy lacerado y desde el segundo episodio tenia un corte en la nariz, por lo que se quedó sentado en el banquillo.

Las acciones round por round resultaron de poder a poder, pero la estrategia del campeón del World Boxing Council (WBC) que boxeo en su distancia e impuso condiciones con mayor frecuencia de golpeo y dio los impactos mayor potencia.

Berchelt ganó episodio por episodio, pero de manera «ajustada», Francisco nunca dejo de responder y fajarse con valentía ante un campeón que hoy por hoy es el segundo mejor libra por libra del boxeo mexicano del momento.

Fotos: Zanfer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *